¿Quiere que contactemos con usted?

Déjenos su número de teléfono y correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

He leído y acepto la política de privacidad.

TENDINITIS, PERIOSTITIS Y DOLOR DE TALON LOS ENEMIGOS DE LA NAVIDAD

Tras terminar las fiestas de navidad, todos sentimos que hemos comido de más y debido a este exceso de peso decidimos ponernos manos a la obra para perder los kilos de más. Entonces empezamos a correr un poco, a retomar los entrenamientos o a apuntarnos a clases de diferentes disciplinas con el objetivo de adelgazar.

Y es entonces cuando comienzan las lesiones. Pero ¿qué tienen que ver algunas lesiones con la alimentación?

La manera en la que nos alimentamos determina el equilibrio ácido-base del metabolismo del cuerpo y debido al tipo de dieta que llevamos, tendemos a aumentar la acidez metabólica provocando un aumento del pH en los músculos, tendones…Mientras los tejidos están bien vascularizados por sangre no hay problema, pero ¿qué pasa con aquellos tejidos que no tienen un buen aporte sanguíneo?

Lo que ocurre es que los tendones, ligamentos y ciertas estructuras aponeuróticas como el talón no están bien vascularizadas y si las sometes a un esfuerzo y se rompen, tienen dificultades para regenerarse. Si a esto le sumas una dieta ácida, obtienes una lesión como la tendinitis, la periostitis o el dolor del talón.

La inflamación contiene un pH ácido y  el metabolismo tiene también, el pH ácido cuesta que se disuelva el proceso inflamatorio.

También juega un papel importante la hidratación de los tejido, si bebemos agua los tejidos están mejor hidratados y por lo tanto tienen menos tendencia a padecer acidez.

¿TIENE SOLUCIÓN?

alimentos12--575x323

Pues claro que hay una solución. Si tienes una patología de tendones, ligamentos o el talón, debes adquirir una dieta básica para compensar tu acidez. Éste tipo de dietas consisten en eliminar aquellos productos que producen acidez metabólica, estos son:

  • Grasas de origen animal
  • Lácteos (quesos, mantequilla, leche, nata)
  • Carnes rojas, de caza o de cerdo.
  • La piel de las carnes de ave
  • Deben evitarse las grasas contenidas en las galletas y demás productos procesados
  • Aceites refinados o vegetales.
  • Los azúcares (sobre todo los refinados)
  • El café

Por otra parte se debe aumentar el consumo de pescado o aceite de pescado sobre todo aquellos pescados ricos en Omega3 como el salmón, arenque, sardinas, o atún. También debe combinarse con la ingesta de complementos con omega3 y aceite de oliva. También existen sustancias como la papaína (proveniente de la papaya) o la bromelaína (procedente de la piña) en comprimidos y 2 o 3 gramos al día.

La acidosis metabólica esta íntimamente relacionada con una sobrecarga del hígado, es decir, un exceso de grasa en el hícado y una sobreexposición del mismo a sustancias hepatotoxicas tales como: productos de origen animal, medicamentos, alcohol y aditivos alimentarios. Por lo tanto también es conveniente hacer una limpieza de hígado al menos 2 veces al año.

Éste tipo de dietas no son un tratamiento propiamente dicho pero ayudan sustancialmente a eliminar el dolor e incluso los síntomas de fatiga. La curación siempre debe ir indicada y revisada por un profesional y deben realizarse tratamientos coadyuvantes necesarios como son el estudio de la pisada, la osteopatía o la preparación física.

12625626_868259383287110_1585400009_n12625869_868260109953704_1996984488_n

Consultanos sin compromiso por una mejora de salud…Estamos en la esquina de la calle Sevilla,nos avalan 20 años de experiencias. Info cita previa.956702277.