¿Quiere que contactemos con usted?

Déjenos su número de teléfono y correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

He leído y acepto la política de privacidad.

Cirugía del pie

La cirugía podológica es una disciplina dentro de la podología que trata los problemas del pie de forma invasiva para corregir aquellos problemas que causan dolor de forma permanente.

 

Son innumerables las patologías que se pueden tratar quirúrgicamente pero podríamos clasificar las actuaciones quirúrgicas en cirugía de partes blandas y cirugía osteoarticular y correctora de deformidades dolorosas del pie.

Dentro de la cirugía de partes blandas podríamos clasificar dos tipos de cirugía:

 

  • La cirugía de partes blandas propiamente dicha, en la que destacan patologías de índole tumoral benigna, los papilomas, los alargamientos de tejido y algunos tipos de dodos en garra.
  • La cirugía de uñas encarnadas u onicocriptosis va dirigida a la eliminación completa de una parte de la uña que está encarnada en la piel y que suele ser muy molesta ya que continuamente requiere de tratamiento paliativo. Esta cirugía es definitiva, correctora y elimina definitivamente todos los problemas de inflamación e infección recurrente, además de las sucesivas visitas al podólogo. Para la corrección de ésta patología existen diferentes técnicas quirúrgicas y siempre se debe elegir la más adecuada para cada caso. La elección de la técnica dependerá del estado inflamatorio del dedo: si la inflamación es importante y afecta a la parte blanda del dedo se necesitará usar una técnica correctora de la parte blanda además de extirpar de forma definitiva el trozo de uña sobrante para que no vuelva a clavarse más. En el caso de que la inflamación de la parte blanda sea residual, la técnica de elección será una que solo extirpe el trozo de uña que está produciendo el problema.

Por otra parte, realizamos cirugía correctora de deformidades osteo-articulares tanto de los dedos como de los juanetes y otras deformidades del pie. Estas deformidades pueden ser muy dolorosas y causantes de callosidades recurrentes que producen dolor e incomodidad. En éste caso nos encontramos con diferentes tipos de patologías susceptibles de corrección:

  • Juanetes: hallux valgus, Hallux límitus, Juanete de sastre.
  • Sobrecargas metatarsales / callosidades recurrentes: son casos en los que por diferentes causas se producen callos que hay que quitar frecuentemente y que van acompañados de dolor.
  • Dedos en garra: deformidad de los dedos que en ocasiones también se presenta con callosidades dolorosas en los mimos.
  • Callos en fondo de saco (en el fondo de los espacios de los dedos)
  • Osteocondroma
  • Exóstosis
  • Neuroma de Morton

En todos los casos se realiza un estudio previo a la cirugía donde se realizan diferentes pruebas para valorar el estado del pie, radiografías y analíticas para asegurarnos de cuál es la mejor opción quirúrgica en cada caso.